Quitar alimentos que te producen flema en el cuerpo, te da salud

De acuerdo a la medicina
tradicional china muchas enfermedades tienen su origen en el exceso de
abundante flema y moco en el intestino, pulmones y vías nasales. Dentro de la
lista se encuentran las tumoraciones causantes de problemas como cáncer,
bolitas de grasa, los quistes, los miomas, los fibromas, pero también citan
todas las enfermedades respiratorias amigdalitis, faringitis, alergias,
sinusitis, tos, fibrosis pulmonar, asma, problemas en colon, caída de cabello y
otros problemas en la piel, entre otros.

Por eso es importante que
disminuyas o elimines de tu alimentación los alimentos que contribuyen a
producir flema en abundancia en tu cuerpo.
Para la Medicina Tradicional
China (MTC), la observación de las mucosidades da mucha información para
establecer una valoración energética del paciente. La presencia de mucosidades
evidencia que existe un factor patógeno (excepto en el caso del moco cervical/vaginal
que es fisiológico y que cambia con el ciclo menstrual). Su color y densidad
nos dará también información sobre el tipo de factor patógeno (viento, frío,
calor, humedad, sequedad, canícula) frente al que nos encontramos.
“Todos los problemas respiratorios
crónicos y frecuentes desaparecen cuando suspendemos los lácteos en todas sus
presentaciones”
La fisiología energética de la
MTC nos da una explicación distinta a la de la medicina occidental para
explicar el origen de los mocos. Así, existen diferentes mecanismos de
producción los cuales son:
Un vacío de Qi (energía) del Bazo
puede ocasionar que la función de transformación y transporte de este órgano
quede dañada y que los líquidos no transformados o no transportados se acumulen
en forma de humedad. Si dicha retención de humedad se cronifica, acaba
consolidando en forma de mucosidades-humedad.Aquí es importante recordar que el
Bazo es para la Medicina China un órgano que lleva a cabo la función digestiva,
y una de sus características es que transforma/elimina los líquidos como las
mucosidades. Así, cuando la función digestiva se realiza de forma óptima, esta
permite un mejor control de las mucosidades.Los alimentos que tienen tendencia
a sobrecargar el sistema digestivo y que facilitan la producción de mucosidad
son:
  • Los lácteos
  • Las harinas (sobre todo las con gluten) y sus derivados (pan blanco, pasta blanca, bollería, etc.)
  • Los alimentos fritos
  • Los alimentos crudos (por ser
    crudos cuestan más digerirlos)
Un ataque de factores patógenos
externos puede dañar al Pulmón, que no podrá llevar a cabo eficazmente sus
funciones de difusión y de descenso de los líquidos. Esta es la razón por la
que los líquidos se estancan en el Pulmón y acaban consolidándose en forma de
mucosidades. El resfriado, por ejemplo, corresponde a un ataque de viento-frío
(en este caso el moco será transparente y muy fluido).
Una dieta en la que abunden los
alimentos grasos o los lácteos genera humedad. Si esta humedad se cronifica,
acaba produciendo mucosidades.
El calor interno de cualquier
origen y localización seca los líquidos orgánicos y produce mucosidad-calor (el
moco será espeso y amarillo/verdoso).
Una retención de alimentos
(típico en las cenas de navidad) puede bloquear la circulación de los líquidos
orgánicos y éstos, por condensación, pueden consolidarse en mucosidades.
Un vacío de Qi o de Yang del
Riñón implica que los líquidos no sean metabolizados y se generen mucosidades.
Recomendaciones
Si tienes mucosidades, la primera
recomendación será quitar los lácteos y los alimentos a base de harinas
refinadas de tu dieta. No te preocupes por el calcio, está presente en todos
los alimentos y, sobretodo, los que proceden del mar (algas, pescados), así
como en las semillas y los frutos secos.
¿Cómo cuáles?
Los alimentos lácteos
El primer tipo de alimento que
provoca un exceso de mucosidad en nuestro cuerpo es la leche y, en menor
medida, sus derivados lácteos (yogur, queso, nata, etc.). La leche es un
alimento con un pH excesivamente ácido y rico en proteínas, lo cual podría ser
la causa de favorecer la mucosidad. Por ello estos serán los primeros alimentos
que deberemos eliminar o reducir en nuestra dieta, sustituyéndolos por otros de
características similares pero que no sean de origen animal. A nuestro alcance
tenemos las bebidas de origen vegetal, elaboradas con cereales como la avena o
el arroz y con frutos secos como la almendra o la avellana. Estas bebidas las
podemos comprar o bien elaborar en casa fácilmente, y con ellas también podemos
elaborar también yogures, flanes, gelatinas, quesos, etc.
En caso de alergias, además de
evitar ponerte en contacto con el agente alérgeno, se puede tonificar tu
sistema defensivo. Para ello es necesario realizar una valoración energética
para identificar la causa de la producción de mucosidad y poder aplicar el tratamiento
adecuado.
Las harinas
Las harinas causan humedad a
nuestro organismo y provocan un aumento de la mucosidad. Hoy en día las
consumimos en exceso a lo largo del día, lo cual es perjudicial para nuestra
salud en general.
Si tenemos necesidad de consumir
pan, por ejemplo, podemos optar por el pan dextrinado, un tipo de biscotes que
no nos causarán mucosidad. También tenemos como alternativas las tortitas de
arroz o maíz.
Pero la naturaleza es
extraordinaria pues también te da alimentos que te ayudan a depurar el exceso
de moco y flema, los tres principales son: El ajo, la cebolla, el puerro.
Los tres tienen la propiedad de
facilitar la disolución y expectoración del moco gracias a su componente en
azufre. Los podemos consumir crudos o cocinados, en forma de sopas, caldos o
cremas.
El ajo también lo podemos consumir
en cápsulas, si tenemos dificultades para digerirlo crudo.
Por otro lado, para ayudar a la
eliminación de la mucosidad también debemos beber suficiente agua fuera de las
comidas. También nos ayudarán los jugos naturales. Y por supuesto la práctica
de algún ejercicio que te haga sudar como correr, hará que tus pulmones suelten
gran cantidad de flema y moco.

Fuente plumaslibres

Más
información

Si
deseas recibir más información sobre nuestros tratamientos o sobre como la
Acupuntura y la Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto con
nosotros por algunos de los siguientes medios:

Envíanos
un Mail a info@madridacupuntura.com

En
el teléfono 644 19 11 19

Visítenos
en www.madridacupuntura.com
Síguenos
en Facebook

6 comentarios
  1. Maite Altonaga
    Maite Altonaga Dice:

    Cuidado con el ajo si además de mucosidad tenemos calor en los órganos (lo tenemos la mayoría), es mejor tomarlo como "medicamento", es decir, mientras dure la mucosidad. Si está cocido, el efecto calor es menor. Y también cuidado con el agua, beber si tenemos sed porque si bebemos más de la que necesitamos, produce retención que puede producir más mucosidad.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *