Cocina medicinal china para alimentar nuestro ‘Qi’ interior

La Medicina Tradicional China (MTC) se basa en la Teoría de los Cinco Elementos para la sanación: una forma compleja que tiene la filosofía china tradicional de clasificar el funcionamiento de la naturaleza y sus interrelaciones, teniendo en cuenta los ritmos de la tierra, del mundo animal, vegetal y humano.
Dentro de esta teoría, la dietoterapia tiene un papel fundamental. Según esta filosofía, los alimentos que ingerimos –su naturaleza y cómo han sido preparados– influyen fuertemente en nuestro Qi (o flujo vital de energía): estabilizándolo o no.
Los alimentos ingeridos y su preparación influyen en nuestro flujo vital de energía
Cada alimento -defienden- tiene una naturaleza más yin (fría) o yang (caliente), y su mayor o menor cantidad de ingesta depende del tipo de energía que tenga esa persona en ese momento en concreto. Aún y las peculiaridades, hay algunos rasgos generales que se pueden tener en cuenta a la hora de configurar el menú diario en cada época del año, de acuerdo con esta creencia.
Primavera: la eclosión del verde
Ahora estamos en ese tránsito del frío al calor que es la primavera. No es raro, así, que la MTC relacione la primavera con el elemento madera y el color verde. Es época de crecimiento, de florecer.
Se empieza, poco a poco, a abandonar los platos más calientes para introducir crudos y fríos. En general, en primavera la MTC recomienda preparar recetas con alimentos de naturaleza más bien fría (neutros o frescos) y, en especial, vegetales de hoja verde, como bien podrían ser las alcachofas, espárragos o espinacas.
Las alcachofas al horno son un buen plato de temporada, así como también cualquier salteado de vegetales verdes tipo wok (con una cocción corta) o al vapor. Además, teniendo en cuenta que el gusto asociado a esta estación es el ácido, se pueden elaborar también recetas que contengan ácidos saludables, como por ejemplo esta receta típica china de pollo al limón.
Para la primavera se recomiendan platos fríos
Verano: frutos rojos y hojas crudas

El verano es la estación relacionada con el elemento fuego, representado por el corazón y el intestino delgado que, a su vez, rigen las emociones y pensamientos según la MTC. A este elemento se le atribuye el color rojo y el sabor amargo.
Para la filosofía china, el verano es el período de abundancia y plenitud, tanto desde el punto de vista “energético”, como alimenticio. Las cocciones largas y los alimentos calientes quedan desplazados. Llega el momento de priorizar recetas de naturaleza neutra o fría, con frutas y verduras como el melón, las cerezas, la remolacha o el pimiento rojo.
Por otra parte, se cree que el sabor amargo ayuda a descender la energía, muy abundante durante estos meses. Por este motivo, desde la perspectiva gastronómico, se aconseja preparar platos que contengan este matiz, mediante hortalizas como la escarola o la endivia; semillas como las de sésamo o calabaza, o granos como el cacao o el café. Una receta interesante que mezcla color y sabor, es la ensalada de endivias con pimientos al piquillo.
En el método chino, el período que va desde los últimos días de verano a los días más fríos del otoño se considera, también, una estación: el verano tardío. Está ligado al elemento tierra, y a los órganos estómago y bazo: aquellos que se consideran más importantes para la transformación de alimentos.
El sabor amargo ayuda a descender la energía que abunda en verano
Así, la MTC percibe esta época como la más importante para una buena digestión, mediante alimentos de naturaleza yang, color ocre, amarillo y naranja y que se han gestado cercanos en a la tierra. Como el sabor asociado estos meses es el dulce, son un buen recurso hortalizas como la zanahoria, calabaza, el nabo y el boniato; y también cereales como la quinoa, la cebada o el mijo.
Se puede aprovechar el dulce intrínseco de estos alimentos con recetas de desayuno o merienda como este dulce de boniato (típico de Argentina, Uruguay y Paraguay) o esta crema dulce de mijo.
Otoño sabor metal
El otoño sigue la dinámica del verano tardío, pero prestando más atención a los alimentos de naturaleza neutra o templada -coincidiendo con las características térmicas de la estación-. Más en concreto, se configura una dieta que contenga alimentos que purifiquen los pulmones (el órgano relacionado con el otoño) y, por ende, la respiración.
Una recomendación desde la MTC es elaborar platos con vegetales de color blanco: coliflor, ajo, patata, cebolla, etc; y (si no tenemos una dieta vegetariana) productos de origen animal como el pescado blanco o la carne magra, en pequeñas cantidades. Estos alimentos ya nos llevan a elaborar platos de cocción más larga, y más calientes, que preparan para el invierno.
Para el otoño, se concentran en dietas con alimentos que purifiquen los pulmones


El sabor de esta época es el picante, que estimula el calentamiento del cuerpo para la llegada del frío. En este sentido es interesante tomar infusiones de jengibre, o añadir algún condimento picante a los guisos.
Invierno en agua
En invierno vuelven las cocciones largas, los platos calientes, las sopas y guisos. El elemento relacionado con esta estación es el agua, que representa lo profundo. En la mesa, se transforma en una predominancia de aquellos alimentos color oscuro, de naturaleza salada y caliente.
Se recomienda especialmente elaborar platos con alimentos que provienen de las entrañas de la tierra, como las raíces y semillas (sésamo negro, cúrcuma); o del mar, como los peces de temporada (bonito, lenguado) y algas (wakame, nori). Se pueden hacer sopas con legumbres como base. Ésta sopa de azukis resulta especialmente destacable por el alto contenido nutritivo de estas legumbres.
Aún y estas características generales, se considera que, para hacer un menú a tu medida, es necesario que te examine un buen médico chino para poder valorar todas tus características.
Fuente Lavanguardia

Más información

Si deseas recibir más información sobre nuestros tratamientos o sobre como la Acupuntura y la Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto con nosotros por algunos de los siguientes medios:
Envíanos un Mail a info@madridacupuntura.com
En el teléfono 644 19 11 19
Visítenos en www.madridacupuntura.com
Síguenos en Facebook

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *