Asma y Alergia

El asma es una enfermedad crónica del sistema respiratorio caracterizada por presentar unas vías respiratorias hiperactivas (se produce un incremento en la respuesta broncoconstrictora del árbol bronquial). Las vías respiratorias más finas disminuyen de forma ocasional y reversible por contraer su musculatura lisa o por ensanchamiento de su mucosa al inflamarse y producir mucosidad, por lo general en respuesta a uno o más factores desencadenantes como la exposición a un medio ambiente inadecuado (frío, húmedo o alergénico), el ejercicio o esfuerzo en pacientes hiper-reactivos, o el estrés emocional. En los niños los desencadenantes más frecuentes son las enfermedades comunes como aquellas que causan el resfriado común.

“Las alergias de este mundo me recuerdan siempre el estado de esos asmáticos, que no pueden reír con fuerza sin toser súbitamente.” Charles Lemense.

Ese estrechamiento produce una obstrucción y por lo tanto dificulta el paso del aire. Cuando los síntomas del asma empeoran, se produce una crisis asmática. Por lo general estas crisis son de corta duración, aunque puede haber períodos en los que el paciente sufra ataques asmáticos a diarios que pueden prolongarse durante varias semanas.

Los síntomas del asma pueden variar desde algo leve hasta poner en peligro la vida del paciente. Los principales síntomas del asma provocan son:

  • Respiración sibilante.
  • Falta de aire.
  • Opresión en el pecho.
  • Tos improductiva durante la noche o temprano en la mañana.
  • El Asma en la Medicina Occidental

Los síntomas del asma evolucionan a partir de tres características básicas:

  • Obstrucción, hiper-respuesta e inflamación de las vías respiratorias.
  • El asma se caracteriza por una obstrucción parcial y temporal del flujo de aire en las vías respiratorias. Este estrechamiento en el asma puede estar causado por tres factores principalmente:
  • Mucosidad en los bronquios.
  • Inflamación de las capas internas de los bronquios.
  • Contracción de los músculos que se apoyan en las paredes de los bronquios, lo que produce una contracción de los pasos del aire que se denomina Boncoespasmo.
  • El estrechamiento de los bronquios interfiere con la ventilación y eleva la resistencia del flujo del aire en los bronquios, esto es más acusado en la exhalación y hace que el aire se quede atrapado en los pulmones.

En el caso del asma alérgica el broncoespasmo (estrechamiento de la luz bronquial como consecuencia de la contracción de la musculatura de los bronquios, lo que causa dificultad para respirar) se produce por una reacción alérgica debida a una hipersensibilidad inmunitaria previa. También se la denomina como reacción anafiláctica del tipo 1 y está producido por anticuerpos de inmunoglobulina, estos anticuerpos se adhieren fuertemente a los tejidos y a menudo se los llama anticuerpos sensibilizadores de los tejidos.

Las crisis anafilácticas en el asma son producidas por una reacción antígeno-anticuerpo en la superficie de las células cebadas en los bronquios. Así se activan una serie de encimas, lo que conduce a la liberación de sustancias químicas como histamina, serotonina, bradiquininas y prostaglandinas. La liberación dependiente de IgE (Inmoglobulina E) de productos de las células cebadas no solo produce broncoespasmo agudo, sino que también contribuye al desarrollo de la reacción asmática de fase tardía.

La reacción alérgica de las células cebadas de los bronquios causa inflamación de las vías respiratorias, con lo que se produce un estrechamiento de las vías respiratorias. El revestimiento inflamado produce a continuación una mucosidad que las estrecha aún más, la mucosidad en el asma alérgica es el resultado y no la causa de la enfermedad.

Los mediadores químicos responsable de la inflamación alérgica en el asma son las histaminas, prostaglandinas y leucotrienos fabricados por las células de limpieza que son atraídas a las vías respiratorias en inflamación alérgica, se dividen y liberan proteínas complejas y productos químicos que agravan la inflamación.

Existen dos tipos de asma según la medicina occidental:

1.- De inicio precoz también llamada asma alergia o extrínseca.

Como su propio nombre indica comienza normalmente durante la infancia. El asma alérgica puede iniciarse en algunas ocasiones en fases posteriores de la vida.

Características del asma de inicio precoz:

Comienza durante la infancia

La suelen padecer varios miembros de la familia.

A menudo se asocia con eccema desde el nacimiento.

Suelen Estar implicados muchos alérgenos pero los principales son partículas fecales de los ácaros del polvo, polen, esporas de hongos, plumas, caspa de animales y saliva de gato, perfumes, humo en especial de tabaco. Aunque en ocasiones la reacción alérgica en los bronquios puede estar provocado por alérgenos ingeridos como el marisco, el pescado, los huevos, la leche, la levadura o el trigo que llega a los bronquios por el torrente sanguíneo.

2.- De inicio tardío o asma intrínseca.

Normalmente comienza más tarde en la vida a una hiperactividad bronquial. En este tipo de asma no hay antecedentes familiares ni eccema. El asma de inicio tardío se produce en personas no atópicas y aunque en algunos casos puede aparecer ante la presencia de ciertos alérgenos no presenta todos los rasgos típicos del asma atópica.

Algunos médicos diferencian el asma extrínseca de la intrínseca basándose en la edad de comienzo. Cuando el asma aparece antes de los 30 años la causa es alérgica salvo que se demuestre lo contrario. Cuando comienza después de los 40 la causa no es alérgica.

¿Cómo diagnostica el asma la medicina occidental?

El diagnóstico del asma se realiza basándose en pruebas de función pulmonar midiendo el volumen espiratorio forzado, tablas de velocidad de flujo espiratorio máximo, pruebas de ejercicio, pruebas de provocación de histamina y pruebas cutáneas en las que se realiza la inhalación de un alérgeno que produce grandes marcas en la piel y desencadena el asma.

El asma en Medicina Tradicional China

En la Medicina Tradicional China hay dos factores principales en el asma:

Deficiencia de Qi de Pulmón y Riñón.

El Viento.

Los Pulmones distribuyen el Wei Qi por la región Cou Li, situada entre la piel y los músculos, y los Riñones son a su vez la raíz del Qi defensivo. El Qi defensivo es de naturaleza Yang y calienta la piel y los músculos. El Yang del Riñón es la fuente de todas la energías Yang del cuerpo y es, en este sentido, el origen del Yang Qi defensivo.

Los Riñones están acoplados por plano a la Vejiga y el Yang del Riñón proporciona a la Vejiga el Qi necesario para transformar los fluidos. Durante este proceso una parte clara de los fluidos circulan hacia arriba y a lo largo del Meridiano de Vejiga en la espalda y hacia la piel y los músculos donde se mezcla con el Wei Qi. El Meridiano de Vejiga y el Du Mai difunden el Qi defensivo en toda la espalda que es la zona más Yang del cuerpo.

La deficiencia de Riñón que interviene en al asma alérgica es una deficiencia relacionada con el Wei Qi asociada al sistema del Qi defensivo del Riñón. Esta deficiencia de Riñón solo afecta a este aspecto de sus funciones por lo que no hay otros síntomas presentes.

El viento es el factor principal del asma pero no desde el punto de vista de invasión del Viento Externo, sino como una clase de Viento externo crónico y bloqueador en los bronquios.

Los Pulmones son los órganos Yin más externos de todo el cuerpo. La mucosa bronquial podría entenderse como una extensión de la piel. Así que al igual que el Viento invade la piel puede invadir los bronquios, alojarse en ellos y producir los broncoespasmos. Esto solo puede suceder si el paciente tiene de fondo una deficiencia de los sistemas del Qi Defensivo del Pulmón y los Riñones que permite que el viento se aloje en los bronquios durante largos periodos de tiempo.

Los factores etiológicos más importantes del Asma en la Medicina Tradicional China son:

  • Debilidad constitucional hereditaria.
  • Problemas de la madre durante el embarazo.
  • Problemas durante el parto.

Existen pues siete síndromes diferentes para el asma en la Medicina Tradicional China:

  • Flema Humedad que obstruye el Pulmón.
  • Flema Calor que obstruye el Pulmón.
  • Riñón que no acepta el Qi.
  • Deficiencia de Yang de Riñón.
  • El Riñón no recibe el Qi.
  • Asma Alérgica.
  • Asma Intestinal.

Lo primero que debemos realizar es una correcta diferenciación de síndromes en la consulta para determinar el tipo de alergia que padece el paciente teniendo muy en cuenta si hay antecedentes familiares.

Durante el procedimiento también se tratan los eccemas que suelen presentar los pacientes asmáticos.

Si el paciente padece asma alérgica lo ideal es comenzar antes del comienzo de la primavera, ya que de esta forma se reducirán muchísimo los síntomas y en algunos casos pueden llegar a desaparecer por completo.

En caso de pacientes infantiles el procedimiento de acupuntura lo aplicamos mediante acupuntura laser para evitar el uso de agujas que los pequeños tanto suelen temer.

Este artículo fue publicado por Madrid Acupuntura en la revista Universo Holístico.

A qué esperas

¿Te apetece probarlo? Llámanos al 644 19 11 19 y reserva tu cita o solicita más información sin ningún compromiso.

No te arrepentirás