Lumbalgia & Ciática tratadas con acupuntura

Se estima que el 50% de los habitantes de los países industrializados de occidente sufrirán de dolor de espalda en algún momento de sus vidas. En el Reino Unido un millón de pacientes acuden a la consulta medica cada año para tratarse el dolor de espalda y cada año se pierden varios millones de días de trabajo por el dolor de espalda.

“Se estima que el 50% de los habitantes de los países industrializados de occidente sufrirán de dolor de espalda en algún momento de sus vidas”

Entendemos por dolor lumbar cualquier dolor de espalda que se produzca por debajo de la caja torácica incluidas las nalgas.

Entre los 30 a 60 años de edad suelen experimentar dolores de espalda surgidos del espacio intervertebral, tales como una hernia discal lumbar o la discartrosis, o causados por una distensión de un músculo de la espalda o de otra parte blanda.

Los mayores de 60 años son más propensos a sufrir un dolor provocado por la degeneración de las articulaciones, tales como la artrosis o la estenosis vertebral, o por una fractura.

Los síntomas de la lumbalgia son:

  • Dolores fuertes o sordos en la parte inferior de la espalda que empeora con el movimiento a al levantar cargas.
  • El área afectada es dolorosa a la palpación.
  • Dificultad para moverse que puede ser lo suficientemente grave como para impedir que el paciente camine o se ponga de pie.
  • Dolor que no se irradia por la pierna o un dolor que también pasa por la ingle, la nalga o la parte superior del muslo, pero que rara vez llega debajo de la rodilla.
  • Espasmos musculares.
  • Área donde se localiza el dolor es dolorosa con la palpación.

Si el dolor baja por la nalga y alcanza la pierna y/o el pie entonces se trata de ciática. La ciática generalmente está causada por la compresión de los nervios lumbares L4 o L5 o de los nervios sacros, S2 S2 o S3, y con menor frecuencia, por la compresión del nervio ciático en sí. La pseudociática causa síntomas similares a la compresión de la raíz del nervio espinal, es un dolor causado a menudo por daños a las articulaciones de la espalda baja y se siente dolor en la espalda baja y posterior de los muslos. Este dolor pseudociático en algunos casos también puede ser causado por la compresión de las secciones periféricas del nervio, por lo general por tensión de los tejidos blandos del músculo piriforme o relacionados.

La ciática puede estar causada por varias afecciones, pero las más comunes son:

Hernia discal lumbar: Abombamiento de la parte blanda interior del disco por su parte fibrosa exterior provocando la irritación de la raíz nerviosa por donde esta raíz sale de la columna vertebral.

Estenosis lumbar: Es un estrechamiento del canal vertebral. La estenosis del canal lumbar está relacionada con el envejecimiento natural y es bastante común en los adultos de más de 60 años de edad.

Discartrosis: Es la degeneración de los discos de la parte inferior de la espalda que pueden irritar una raíz nerviosa y causar la ciática.

Espondilolistesis ístmica: Ocurre cuando una pequeña fractura por sobrecarga permite que una vértebra se deslice hacia adelante sobre otra vértebra. La combinación del colapso del espacio intervertebral, la fractura y el deslizamiento hacia adelante de la vértebra puede ocasionar el pinzamiento del nervio cuando sale de la columna vertebral, causando así la ciática.

Síndrome piriforme: El nervio ciático también puede ser irritado al pasar por debajo del músculo piriforme en la nalga. Si el músculo piriforme irrita o pinza una raíz nerviosa comprendida por el nervio ciático, puede causar un dolor parecido a la ciática.

Disfunción de la articulación sacroilíaca: La irritación de la articulación sacroilíaca también puede irritar el nervio L5 causando un dolor parecido a la ciática.

Los síntomas de la ciática son:

  • El dolor es persistente y puede llegar a durar hasta semanas.
  • Es un dolor más fuerte que el producido por una lumbalgia.
  • El dolor de la parte inferior de la espalda, si es que se manifiesta, no es tan grave como el dolor de la pierna.
  • Dolor constante en una nalga o en una sola pierna, pero rara vez en el los lados derecho e izquierdo.
  • Dolor que nace de la parte inferior de la espalda o de una nalga y continúa por la  por la parte posterior del muslo y hasta la parte inferior de la pierna y del pie.
  • Dolor que se alivia cuando el paciente se recuesta o camina, pero que empeora al ponerse de pie o al sentarse.
  • Dolor ciático que generalmente se describe como un dolor punzante o agudo, en vez de un dolor sordo. Puede acompañarse de debilidad, adormecimiento y dificultad para mover la pierna y el pié.
  • Algunos experimentan una sensación de hormigueo, de adormecimiento o de debilidad, o bien una sensación de hormigueo que baja por la pierna.

Tratamiento de la Lumbalgia y la ciática con con Medicina Tradicional China

En Medicina China lumbalgia y la ciática comparten su etiología y los tratamientos son muy similares.

La zona lumbar de la espalda tiene una influencia muy fuerte de los meridianos de Riñón y Vejiga. El meridiano de Vejiga discurre en dos lineas a los lardo de toda la espalda siguiendo los músculos a lo largo de la columna vertebral mientras que el meridiano de Riñón discurre a los largo de la cara posterior de la columna. Por el centro de la columna discurre el meridiano Du Mai que esta muy relacionado con los Riñones.

En el Su Wen (El Canon del Emperador Amarillo) de las Preguntas sencillas se describe el meridiano a tratar en función de la localización y el tipo de dolor:

  • Si duele el cuello, la columna y la cadera el meridiano afectado es el de Vejiga.
  • Si el dolor de espalda es como una punzada en la piel el meridiano afectado es Vesícula Biliar.
  • Si el paciente no puede girar y siente mareos cuando lo hace el meridiano afectado es el de Estómago.
  • Si el dolor es en la zona lumbar el meridiano que se puntura es el de Riñón.
  • Si el paciente siente la cintura rígida el meridiano que se utiliza para el tratamiento es el de Hígado.

La etiología de la lumbalgia y la ciática según la Medicina Tradicional China:

  • Trabajo físico excesivo: Levantar peso puede agotar el Qi de Riñón lo que produce un debilitamiento de los músculos de la espalda.
  • Actividad sexual excesiva: En los hombres también produce un agotamiento del Qi de Riñón que no puede nutrir  la musculatura de la espalda produciendo dolor de espalda crónico.
  • Embarazo y parto: Si se producen embarazos muy seguidos o el parto es distrocico se produce un agotamiento del Qi de Riñón.
  • Invasión de Frío-Humedad: Esta es la causa más común del dolor de espalda ya que la exposición al frío y a la humedad facilitan la penetración de los factores patógenos a los músculos y los tendones produciendo un dolor de espalada agudo que de no tratarse correctamente podría cronificarse.
  • Trabajo es exceso: Si se trabaja durante muchas horas sin tener un descanso adecuado durante varios años se produce un agotamiento de Yin de Riñón que conduce a un dolor de espalda crónico.
  • Ejercicio inadecuado: Muchos de los problemas de espalda en las sociedades industrializadas se debe a una falta de ejercicio físico, esto produce un debilitamiento de los ligamento de la columna vertebral y de las articulaciones facilitando así que se produzcan problemas discales.

Las condiciones patológicas más comunes son:

  • Retención de frío y humedad: Puede causar tanto dolor agudo como crónico. El dolor empeora por la mañana y mejora con el ejercicio ligero. El dolor se alivia aplicando calor y empeora cuando el tiempo es frío y húmedo.
  • Estancamiento de Qi y de Sangre (Xue): Es un dolor intenso y punzante que empeora al permanecer mucho tiempo de pie o sentado y con la inactividad y mejora con el ejercicio ligero. La zona es sensible al tacto y no mejora con la aplicación de calor. El paciente se ve imposibilitado para flexionar, extender o girar la cintura.
  • Deficiencia de Qi de Riñón: Provoca dolor de espalda crónico. El dolor es sordo y se produce por brotes. El dolor mejora con el descanso y empeora cuando el paciente está muy cansado. Tiende a agravarse por la actividad sexual.
  • Estancamiento de Qi de Hígado: Puede causar dolor de espalda agudo o crónico. Afecta a los tendones de la columna vertebral causando contracciones, espasmos y rigidez. El dolor empeora cuando el paciente está sometido a estrés emocional.

La electro acupuntura, así como el tratamiento combinado de láser y acupuntura han demostrado una gran validez para el tratamiento de los dolores de espalda y el tratamiento de hernias y protusiones discales, ya que ambos sistemas produce un aumento significativo en los niveles de Adenosina provocando un bloqueo de la señal nociceptiva local del dolor y aumenta los niveles de los factores angiogénicos y neurotróficos aumentado la regeneración tisular en la zona.

Al comienzo del tratamiento es normal acudir a la consulta varias veces por semana hasta tener controlado el dolor. A partir de ese momento se comenzará a distanciar las sesiones en el tiempo hasta la completa recuperación del paciente.

En los casos que ya están cronificados los tratamiento suelen ser más largos en el tiempo y se ha de acudir a la consulta cuando aparece una recidiva del dolor. En estos casos solemos facilitar al paciente puros de artemisa prensada (moxa) y se le enseña como se aplican sobre la zona afectada para que puedan aplicarlo en casa y así potenciar los resultados del tratamiento dispensado en la consulta.

Consejos y recomendaciones para prevenir el dolor lumbar

  • Se deben evitar períodos prolongados de reposo que llevan a un desacondicionamiento físico que empeora el pronóstico. Evitar estar más de 2 horas sentado en la misma posición
  • La práctica de ejercicio aeróbico y las normas de higiene postural ayudan a prevenir nuevos episodios.
  • Evitar el sobrepeso, es increíble como 2 kilos pueden marcar la diferencia.
  • Hacer abdominales sin olvidar el músculo transverso del abdomen.
  • Al agacharse doblar las rodillas y no el tronco.
  • No hacer estiramientos bruscos con la espalda por la mañana y/o en frío.
  • Realizar ejercicio de algún tipo por lo menos 3 veces por semana. Incorporar ejercicios llamados CORE en nuestras rutinas.
  • Dejar de fumar.
  • Evitar el estrés.
  • Duerme en la cama adecuada. Las de superficie dura o los colchones especiales son un buen medio de prevención.
  • El calor local también suele ser beneficioso.
  • La relajación, los masajes y los estiramientos son muy eficaces.
  • La forma de coger peso, de sentarse o de caminar y de respirar puede tener que ver con el origen del dolor

A qué esperas

¿Te apetece probar este tratamiento? Llámanos al 644 19 11 19 y reserva tu cita o solicita más información sin ningún compromiso sin ningún compromiso.

No te arrepentirás