Dejar de fumar con Acupuntura

El tabaco es una planta con un elevado contenido en nicotina que se conoce desde hace siglos, y que se consume de diferentes formas fumado, masticado, en infusión aunque la manera más habitual de consumo es la de fumar cigarrillos.

El tabaco contiene más de 4.000 sustancias, algunas de ellas muy perjudiciales para la salud, entre las que destacan la Nicotina, Monóxido de carbono, Sustancias cancerígenas como el alquitrán, benzopireno, cadmio o el níquel, Radicales libres, Acetona, Arsénico, Cianuro.

La nicotina solo tarda 7 segundos en llegar al cerebro, más rápido que los medicamentos que se administran vía intravenosa, y allí produce la liberación de dopamina que hace que el fumador se sienta bien.

Termina con el tabaco sin ansiedad y sin buscar sustitutos.

Cuando un fumador deja de fumar sufre un síndrome de abstinencia, los síntomas de abstinencia más comunes son: Mareos. Depresión. Frustración, impaciente e ira. Ansiedad. Irritabilidad. Trastornos del sueño, incluyendo dificultades para dormir, para mantener el sueño y soñar cosas desagradables o hasta pesadillas. Dificultad para concentrarse. Intranquilidad o aburrimiento. Dolores de cabeza. Cansancio. Aumento del apetito. Aumento de peso. Estreñimiento y gases. Tos, boca seca, dolor de garganta y goteo nasal. Presión en el pecho. Ritmo cardiaco más lento.

Los motivos más habituales con los que el fumador “justifica” el consumo de tabaco son: Porque relaja. Porque ayuda a concentrarme. Porque distrae. Ayuda a hacer la digestión. Y muy pocos de ellos reconocen que fuman porque están enganchados.

El consumo del tabaco está directamente relacionado con más de 25 enfermedades y es la principal causa del 30% de todos los cánceres. En España se estima que en el año 2001 murieron 50.000 personas por causa del tabaco. El consumo de tabaco produce:

  • Cáncer de pulmón, de laringe, de vejiga.
  • Bronquitis crónica.
  • Enfisema.
  • Enfermedad cardiovascular.
  • Cardiopatía coronaria.

La acupuntura es uno de los métodos más efectivos y naturales que existe para vencer la adicción a la nicotina y dejar el tabaco para siempre sin sufrir efectos secundarios como el síndrome de abstinencia y sin sufrir aumento de peso, esto último es uno de los factores que más preocupan a los pacientes a la hora de iniciar el procedimiento.

Lo que conseguimos es poner en circulación sanguínea la nicotina acumulada en los Pulmones, de esta forma se reducen los síntomas del síndrome de abstinencia que se produce al dejar el tabaco hasta casi eliminarlos por completo.

Control de ansiedad: Para calmar el estrés y la ansiedad, no solo por estar en el proceso de dejar de fumar, sino del día a día para que el paciente no tenga la necesidad de recurrir al tabaco para clamarse.

Para ello se utiliza la Auriculoterapia, un sistema muy efectivo mediante el cual colocamos en la oreja del paciente unas pequeñas “chinchetas” de auriculo las cuales el paciente tiene que manipular aproximadamente cada dos horas durante el día y algunas de ellas en el momento que siente la necesidad de fumar un cigarrillo.

También se colocan algunas de ellas en puntos concretos para tratar la ansiedad por la comida y controlar así el apetito con lo que conseguiremos que el paciente deje el habito del tabaco sin sufrir un aumento de peso.

¿Quieres saber más detalles?

Procedimientos Individualizados y Personalizados.

Higiene y seguridad garantizadas.

Seguimiento continuo del cliente.

Diferenciación de síndromes incluida en la primera sesión.

Acércate a conocernos

Pásate a conocer nuestras instalaciones y si tienes alguna duda sobre algunos de técnicas de nuestro catálogo te la resolveremos sin ningún compromiso.

A qué esperas

¿Te apetece probarlo? Llámanos al 644 19 11 19 y reserva tu cita o solicita más información sin ningún compromiso.

No te arrepentirás