Tratando la Infertilidad con acupuntura

No poder tener hijos cuando se desea puede ser una de las experiencias más difíciles tanto a nivel personal como de pareja. Tanto el diagnostico como los posteriores tratamientos producen una sensación de incertidumbre y sobre todo de falta de control. La forma de enfrentarse al problema varía según la estabilidad emocional de la persona, el entorno cultura e incluso según el sexo.

La mujer culturalmente suele dar mucha importancia al hecho de ser madre y normalmente son ellas las que padecen la mayoría de los tratamientos, lo que afecta mucho a su estado emocional, lo que no hace más que complicar aún más el problema. A veces el tener a alguien que le escuche y poder expresar todas las emociones puede aliviar su estado.

Los hombres, aunque a muchos les gustaría ser padres no has recibido la misma presión social, y aunque también sufren estrés no están tan predispuesto como las mujeres a compartirlo.

Las consultas para el tratamiento de la infertilidad de China son muy diferentes de las occidentales salvo en el estrés y las desesperación de las parejas que acuden a ellas.

Tratamiento de la infertilidad con Medicina Tradicional China

El tratamiento de la infertilidad de la Medicina China prácticamente no ha cambiado del que practicaban los médicos chinos de hace más de 2000 años, pero con todos los avances científicos se han realizado una serie de asociaciones entre los conceptos de las dos medicinas.
Según la Medicina China los órganos y sustancias que interviene en la reproducción son el Corazón, el Útero, los Riñones, el Qi, la Xue (sangre), el Yin y el Yang.

La medicina occidental por su parte, y siempre no que existan problemas físicos como útero poliquístico o una obstrucción de las trompas de Falopio por ejemplo, reduce prácticamente el problema a la producción de ciertas hormonas por parte del hipotálamo, la hipófisis, el útero… y un sinfín más de ellas que el cuerpo de la mujer debe producir en el momento exacto y en cantidades precisas para que el embarazo se produzca de forma correcta.

Cuanto mayor sea el problema y más se aparte de la normalidad mejor funciona el tratamiento que proporciona la medicina occidental. Pero si el problema es pequeño las probabilidades de conseguir un embarazo con técnicas de reproducción asistida se reducen drásticamente.

Hoy en día los departamentos de Medina China de los mejores hospitales han realizado una serie de asociaciones o similitudes entre la medicina occidental y china para realizar un abordaje mejor del problema.

Así el Corazón se asocia con la actividad del hipotálamo y la hipófisis. Los Riñones regulan la producción de hormonas que regulan todo el ciclo.

El Útero en Medicina China  es una traducción del término Bao Gong que incluye el útero, los ovarios, las trompas de Falopio y el cuello del útero o cérvix.

En Medicina Tradicional China se considera que los riñones dominan la reproducción ya que son el depósito de la “esencia reproductiva”, el Jing. El Jing desempeña importantes funciones durante la pubertad, el embarazo y la menopausia. El Jing se relaciona con la función de los ovarios y algunos aspectos de la función de la pituitaria. Un Jing abundante incrementa la fertilidad. El Jing se hereda de nuestros padres y es almacenado en los riñones, la calidad y la cantidad de Jing determina la capacidad para quedarse embarazada y como se desarrollara el embarazo e incluso la saludo del futuro niño o niña. El Jing se va consumiendo a lo largo de nuestra vida. El consumo dependerá de nuestra calidad da vida, la alimentación y de las enfermedades que padezcamos entre otra cosas. Por eso a partir de los 40 años es más difícil, aunque no imposible, conseguir un embarazo.

¿Cómo afecta la deficiencia de Jing a las mujeres?

Una deficiencia de Jing puede acarrear muchos problemas a las mujeres a lo largo de toda su vida. Los problemas más frecuentes son:

  • Pubertad tardía
  • Amenorrea, Oligomenorrea
  • Útero y/o ovarios pequeños
  • Constitución débil
  • Infertilidad
  • Menopausia prematura
  • Síndrome de ovarios resistente

Un Jing fuerte es la base de un Shen sano. El Corazón aloja el Shen (la mente o el espíritu) por ello ejerce una poderosa influencia en muchos aspectos del ciclo menstrual.

El Bazo y el Hígado también influyen aunque de una forma indirecta  en la fertilidad. El Bazo produce la sangre a partir de los alimentos que tomamos y del Qi puro del aire y controla la circulación de la sangre en los vasos. El Hígado almacena la sangre y la mueve. También es responsable de mantener una circulación de Qi suave, por lo tanto desempeña una función clave en todos lo relacionado con la ovulación y la menstruación.

Causas de la infertilidad según la Medicina Tradicional China.

Como hemos podido comprobar hasta ahora parece que los Riñones y el Jing que almacenan son fundamentales para conseguir y llevar a buen puerto un embarazo. Ya sabemos que la calidad y la cantidad de Jing la heredamos de nuestro padres, pero también influyen el Shen y la sangre. Vamos a ver a continuación cuales son las causas principales la infertilidad según la Medicina Tradicional China.

Deficiencia de Jing de Riñón: El Jing se va agotando a los largo de los cientos de ciclos menstruales que las mujeres tienen a lo largo de su vida fértil. También se consume durante los embarazos debido al rápido desarrollo el feto. Los partos distócicos o difíciles también consumen el Jing y por supuesto los abortos.

Deficiencia de Yin de Riñón: El Yin es la nutrición y la hidratación. El Yin se consume a los largo de la vida en función del estilo de vida, pero es mucho más fácil de reponer que el Jing. El Yin está relacionado con diversas funciones de la pituitaria y de los ovarios así como la estructura de los mismos. También está relacionado con los procesos hormonales el desarrollo de los folículos así cono su maduración. Las personas con deficiencia de Yin suelen tener más sequedad y calor interno, lo que podemos traducir a una escasa producción del moco vaginal y del cérvix y poca cantidad de eyaculación en los hombres. La deficiencia de Yin de Riñón puede ser constitucional, debida a un exceso de trabajo, consumo de drogas, exceso de actividad sexual, muchos embarazos aunque estos no lleguen a su fin, grandes pérdidas de sangre (periodos menstruales muy copiosos y prolongados)

Deficiencia de Yang de Riñón: El Yang es lo opuesto al Yin y representa lo activo, dinámico y lo caliente y lo relacionamos con la ovulación. Durante la ovulación el Yang elimina las obstrucciones y facilita el libre movimiento del ovulo has el útero para su correcta implantación en el endometrio. La deficiencia de Yang produce un “útero frío”que presenta una cantidad insuficiente de progesterona y por tanto una implantación temprana y el desarrollo del embrión no va a ser posible. La deficiencia de Yang de Riñón puede ser constitucional o deberse a la invasión del factor patógeno externo Frio.

Deficiencia de Xue (sangre): La Xue coincide con el concepto de sangre occidental pero incluye aspectos de la nutrición tisular. El Corazón controla la sangre y el Bazo la produce, lo que se traduce en una correcta nutrición del endometrio y del embrión. La deficiencia de sangre puede deberse a una ingesta deficiente de proteína en la dieta, menstruaciones muy intensar en periodos muy prolongados y tendencia constitucional a la anemia.

El Shen está relacionado con el Corazón y desempeña una función integral junto con los riñones en el control de la fertilidad. El estrés emocional puede causar estragos en los ciclos menstruales ya que puede afectar la función del hipotálamo causando una disfunción de la hipófisis provocando la desaparición o el retraso de la ovulación.

El Qi es la circulación de la energía por los canales y los meridianos. El movimiento del Qi facilita el desplazamiento del óvulo desde el ovario hasta el útero por la trompas de Falopio tras la ovulación. También influye en la correcta expulsión de la sangre menstrual hacia el exterior. El estancamiento de Qi puede deberse al estrés emocional.

Como enfocamos el tratamiento de la infertilidad con Medicina Tradicional China.

El tratamiento de la Medicina Tradicional China consiste en regular los órganos y sustancias implicadas en cada una de las etapas del periodo menstrual por medio del uso de Fitoterapia y de acupuntura.

Como podemos ver en la ilustración 1 dividimos el ciclo menstrual en cuatro etapas. Según la etapa del periodo en la que nos encontramos podemos ver en qué momento debemos potenciar la Sangre, el Qi, etc…

A continuación vamos a ver cada una de estas etapas:

Durante el sangrado menstrual, que según la Medicina Tradicional China ha de duras unos 4 – 5 días lo que tenemos que hacer es tonificar el Qi para facilitar la expulsión de la sangre al exterior al mismo tiempo que tonificamos la Xue (sangre) para reponer la sangre perdida durante la menstruación para ayudar al vaso maravilloso Chong Mai a volverse a llenar de sangre durante la siguiente etapa.

Durante la etapa de Post menstruación es la más importante del ciclo porque comienza la fase folicular durante la cual no solamente se produce la maduración del ovulo hasta su máximo potencial de fecundidad, sino que también se produce el desarrollo del revestimiento uterino eliminado durante el periodo de menstruación anterior. La forma en la que se produce la reconstrucción del endometrio tiene una influencia directa en cómo se va a producir la implantación del embrión en el útero. Durante esta etapa el endometrio debe alcanzar un grosor de 8 mm para asegurar una implantación correcta. Para ello reforzamos la Xue (sangre) y potenciando el Yin de Riñón.

Durante la etapa de ovulación el flujo vaginal comienza a ser más intenso lo que nos indica que el Yin de Riñón está completamente restablecido. A medida que aumenta el Yin del Riñón el Yang de Riñón se consume porque uno depende del otro, por lo que cuando nos aproximamos a la mitad de esta etapa tenemos que comenzar a tonificar el Yang suavemente mediante el uso de plantas que tonifican el Yang del Riñón en pequeñas cantidades. De esta forma contribuiremos a que el moco cervical sea elástico y facilite el tránsito de los espermatozoides hacia el útero. Hacia la mitad de esta etapa el Yin y la Sangre se han restablecido, los ovarios están en pleno apogeo Yin y liberan un ovulo maduro, este es el momento en que debemos tonificar el Qi del Hígado para que facilite el transito del ovulo a través de las trompas de Falopio hasta el útero.

Durante la etapa de Post ovulación o de implantación es muy importante la calidad del embrión y la calidad del recubrimiento uterino. Durante esta etapa debemos tonificar el Yang de Riñón para el Útero sea cálido y evitar así el síndrome del “Útero frío”. Para ello utilizamos fórmulas de fitoterapia que estimulen el Yang del Riñón.

Como podemos comprobar la estrategia terapéutica que utilizamos no solo se va adaptando en todo momento a la etapa del periodo en la que se encuentra el paciente, sino que además tenemos que tener en cuenta posibles modificaciones a realizar en función de si en cada etapa se presenta algún Síndrome adicional.

Los Síndromes que se suelen presentar a lo largo de la menstruación son:

  • Deficiencia de Yin Riñón.
  • Deficiencia de Yang Riñón.
  • Deficiencia de Jing Riñón.
  • Estancamiento de Qi de Corazón e Hígado.
  • Estancamiento de Xue (sanguíneo).
  • Flema-Humedad.

Teniendo en cuenta la aparición de algunos de estos síndromes tendremos que ir adaptando el tratamiento de Fitoterapia y de acupuntura con el fin de eliminar el Síndrome en la medida de lo posible.

Pare saber en qué etapa de la menstruación se encuentra el paciente utilizamos las tablas de Temperatura Corporal Basal. Se denomina Basal por que se toma la temperatura en el momento en el que el cuerpo está completamente descansado.

Es una sencilla tabla (ilustración 2) en la que la paciente toma nota de la temperatura de su cuerpo en el momento en el que se despierte. Para que la toma de temperatura sea fiable es necesario haber dormido por los menos durante cuatro horas seguidas.

La Temperatura Corporal Basal de la mujer sufre un aumento justo después de haber ovulado y su cuerpo comienza a producir progesterona. En el momento en el que hemos completado dos o tres ciclos y tenemos rellenas la tabla de Temperatura Corporal Basal podemos comenzar a observar tendencias en las variaciones en los picos de la temperatura que al experto en Medicina Tradicional China le aporta una información muy importante para realizar ajustes y modificaciones en el tratamiento.

No se necesita un instrumental especial para realizar la lectura de  la lectura de la Temperatura Corporal Basal, basta con un termómetro de mercurio o digital para realizarla. La lectura se suele realizar en la boca y si no se detectan variaciones en las etapas entonces se realizan las lecturas de forma vaginal o anal.

Como vemos el tratamiento para la infertilidad en la Medicina Tradicional China es mucho menos invasivo y natural, ya que no se precisa de tratamientos con hormonas, sino que lo que se consigue con el tratamiento de Fitoterapia y Acupuntura es que sea el propio cuerpo el que genere esas hormonas en la cantidad necesaria y suficiente para conseguir el deseado embarazo.

A qué esperas

¿Te apetece probar este tratamiento? Llámanos al 644 19 11 19 y reserva tu cita o solicita más información sin ningún compromiso.

No te arrepentirás