Entradas

El síndrome de fatiga crónica y el Qigong

El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC) consiste en un rango de síntomas que incluyen cansancio físico y mental, dolor de cabeza, disturbios de sueño, dificultad en la concentración y dolor muscular entre otros. En el año 2002 se estimó que alrededor de 0.4% de la población de Reino Unido (lugar donde se realizó el presente estudio) sufría de SFC.
Los tratamientos farmacológicos más comunes incluyen el uso de drogas como antidepresivos, inductores de sueño y drogas para el dolor. Debido al alto nivel de reacciones adversas registrados en el uso de estas drogas, las terapias complementarias incluyendo mesoterapia, meditación y osteopatía son recomendadas para aliviar los síntomas de la enfermedad.
La Medicina Tradicional China considera al SFC como un reflejo de la desarmonía y descenso de la energía del organismo con bloqueos, estancamientos y cambios en la circulación de la energía o Qi, que resultan en la enfermedad. La interrupción del flujo energético se manifiesta como dolor, fatiga y disturbios anímicos. El Qigong es una de las prácticas más completas que existen para mejorar y regular el estado energético del cuerpo llegando a curar una enfermedad.
LA INVESTIGACIÓN. PARTICIPANTES Y PROTOCOLOS
El reclutamiento de voluntarios para la investigación se realizó a partir de médicos generalistas que trataban pacientes con la enfermedad. Estos pacientes fueron incluidos en la investigación luego de haberse comprobado los síntomas de SFC por un periodo mayor a tres meses.
En total se reclutaron 18 participantes, todas de sexo femenino y de entre 25 y 55 años de edad. Catorce participantes concluyeron las prácticas requeridas por la investigación con más de un 90% de asistencia a clases.
Estas participantes debieron asistir a una clase semanal de Qigong donde aprendían una rutina de varios minutos llamada Tai Yi Shen Qigong, y luego se sentaban durante cinco minutos a meditar. Un maestro certificado de Qigong con 20 años de experiencia impartía las clases. Las practicantes repitieron la rutina durante 6 meses y les fue pedido asimismo practicar en su casa a diario.
MEDICIONES Y RESULTADOS OBTENIDOS
Para las mediciones se establecieron como base previa de comparación ciertos parámetros controlados dos semanas previas al comienzo de la práctica de Qigong, tales como salud física (movilidad, equilibrio, dolor, etc.), salud mental (ansiedad, depresión, sensación de bienestar, etc.) y estado general de la persona (calidad de sueño, trabajo, estrés, sociabilidad, etc.). Luego se realizaron mediciones a los tres y seis meses de comenzado el estudio.
A las participantes también se les solicitó llevar un registro de sueño según los criterios del Servicio de Salud Nacional del Reino Unido que consta de diversas variables como interrupción de sueño, tiempo total dormido, calidad del mismo, etc.
En los resultados de las mediciones se comprobó que la utilización del Qigong como terapia para el SFC fue positiva. Se reportaron mejoras significativas en la vitalidad de las participantes, disminución en los problemas de sueño, mayor actividad social, sensación de bienestar y disminución de estrés.
Los mayores cambios se vieron reflejados durante los primeros tres meses de práctica y luego se mantuvieron con leve ascenso durante los tres meses siguientes.
CONCLUSIONES
Las evidencias sugieren que tanto una simple sesión de Qigong como la práctica prolongada de la disciplina pueden producir cambios positivos en las características psicológicas y el sistema inmune de los practicantes. Este estudio piloto sugiere que la práctica regular de Qigong reduce el dolor y mejora la calidad de sueño, la vitalidad y funcionamiento físico de pacientes con SFC.
Asumiendo que el Qigong sea un tratamiento potencial para los síntomas de esta enfermedad, los mecanismos de acción serían interesantes de estudiar. Estos mecanismos incluyen el incremento de oxígeno y disminución de dióxido de carbono en la sangre, que eliminaría sustancias generadoras de dolor y potenciaría la circulación de sustancias que calman el dolor como las endorfinas. Asimismo los movimientos lentos del Qigong y la respiración calmada afectan al sistema muscular de manera positiva mejorando la tonicidad y elasticidad de los músculos.
Por otro lado, el presente estudio posee varias limitaciones debido a que la muestra es demasiado pequeña y sólo constituida por mujeres. En resumen este estudio sugiere que el Qigong si puede mejorar los síntomas del SFC luego de una práctica prolongada. A su vez el Qigong es un tratamiento sin efectos colaterales y cuyos beneficios van más allá de la enfermedad tratada. Es importante ampliar los estudios relacionados a este tema utilizando una muestra mayor de participantes para poder descartar el efecto placebo y realizar mediciones más concretas de los beneficios.

Fuente Artículo original: “Qigong Ameliorates Symptoms of Chronic Fatigue: A Pilot Uncontrolled Study” (Evidence-based Complementary and Alternative Medicine. 2007. Oxford Journals).

Más información
Si deseas recibir más información sobre nuestros tratamientos o sobre como la Acupuntura y la Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto con nosotros por algunos de los siguientes medios:

Envíanos un Mail a info@madridacupuntura.com
En el teléfono 644 19 11 19
Visítenos en www.madridacupuntura.com
Síguenos en Facebook

Cómo el Tai Chi y el Qigong incrementan el Qi


Ambos Tai Chi (Taiji) y Chi Kung (Qigong) pueden ayudar a cultivar el Qi (energía de la vida). Qi es una forma de energía vital no medible sin embargo es un reto demostrar que funciona. A través de arduos estudios científicos, el Dr. Shin Lin presentó resultados funcionales en el Congreso Mundial de Qigong, Tai Chi y Medicina Tradicional China de 2016 e ilustró como el arte curativo aumenta el flujo sanguíneo y la energía electromagnética.
Shin Li es Doctor, catedrático de Biología Celular, Ingeniería Biomédica y Medicina Integrativa, además de director-fundador del Laboratorio de Energía del Cuerpo y Mente e Investigador en la Universidad de California-Irvine. Presidió el Congreso Mundial de 2016 y se encargó del simposio de ciencia y también dio el discurso de apertura.
Explicó que la terapia del aumento de Qi es la base de la Medicina Tradicional China. A través de fitoterapia, acupuntura, masaje de acupresión y ejercicios de Qigong, una persona puede incrementar y equilibrar el Qi para mejorar la salud, prevenir enfermedades, curar heridas o incluso curar enfermedades. La principal barrera para comprender como funciona biológicamente es que “Qi” es un término abstracto antiguo que todavía no tiene una definición científica, aunque bien es cierto que la práctica del Taiji / Qigong puede afectar la bioenergía, la cual puede ser medida como fuerza física, calor y electricidad, que se pueden registrar con instrumentación científica moderna.
El Gran Maestro Chen Zhenglei, 9º Duan en maestro Tai Chi ayudó con alguno de los experimentos. Hace algunos años el Dr. Shin midió la temperatura de la mano del Gran Maestro Chen antes y después de practicar Tai Chi. También empleó el Sistema de Contar Fotones Individuales para medir la emisión de biofotones del Gran Maestro Chen antes y después de la práctica. Además, el Dr. Lin uso un aparato de Visualización de Descarga de Gas para detectar la energía bioeléctrica, además de un Método de Pulsación de Voltaje Cuadrado Individual de Motoyama para comprobar la conducción de prepolarización en los acupuntos de Chen. Los cuatro indicadores mostraron incrementos significativos después de la práctica de Tai Chi. Aún más interesante, la Primera Rutina del Antiguo Estilo Chen (Lao Jia Yi Lu), la cúal es una forma más suave y más lenta, creaba más resultados deseados que la Segunda Rutina del Antiguo Estilo Chen (Lao Jia Er Lu).
Se puede argumentar que la habilidad del Gran Maestro Chen es excelente así que él podría generar increíbles resultados. El Dr. Lin enseñó un movimiento de Tai Chi llamado “enrollar seda con una mano” a sus estudiantes que eran totalmente nuevos en Tai Chi y descubrió que la práctica del Tai Chi promueve el flujo eléctrico y sanguíneo.

Adicionalmente, él usó varios equipos avanzados incluyendo una Cúpula Radiante para testar el flujo sanguíneo, el flujo eléctrico y la emisión biofotónica. Los resultados fueron remarcables.
La terapia con ventosas fue la estrella en Río, Brasil durante los Juegos Olímpicos de 2016. El Campeón Olímpico Michael Phelps, considerado el mejor nadador en la historia de las Olimpiadas, ganó 5 medallas de oro y una de plata con la edad relativamente avanzada de 31 años. Michael y otro miembro del equipo de natación de EEUU usaron ventosas para mejorar la condición física del cuerpo.
El Dr. Lin comprobó como las ventosas incrementan el flujo sanguíneo. También encontró similares resultados con la acupuntura, el masaje de presión de puntos, las terapias manipulativas, Gua Sha, Moxibustión y medicina herbal tópica. Usando investigación llevada a cabo tanto por si mismo como por otros, confirmó con el método biomédico occidental que hierbas como Chartami Flos, Rhei Rhizoma y Dipsaci Radix pueden incrementar el flujo sanguíneo, reducir hinchazón, reducir inflamación y promover el crecimiento de células óseas. Para resumir, él mostró una diapositiva para ilustrar la eficacia de varias terapias.
El Tai Chi promueve el flujo de sangre y energía.
El Dr. Lin también mostró un vídeo clip demostrando como heridas se curaron muy rápidamente con la ayuda de la estimulación de campos eléctricos. En otras palabras, la práctica del Tai Chi / Qigong y el uso de otras terapias del Qi puede ayudar a cerrar heridas más rápidamente.
Para concluir el Dr. Shin Lin declaró:
  1. La investigación ha mostrado que la práctica del Tai Chi / Qigong produce cambios medibles en marcadores fisiológicos y bioenergéticos.
  2. Muchos de los cambios pueden ser explicados por un incremento en el flujo sanguíneo y el control consciente del sistema nervioso autonómico.
  3. Cambios similares son producidos por las terapias de la Medicina Tradicional China de tratamientos de calor, acupuntura, masaje y remedios típicos herbales.
  4. Campos eléctricos de baja intensidad similar a aquél emitido por el cuerpo humano, pueden afectar al movimiento celular en un modelo de cultivo de células.
  5. Introducir energía externa en forma de calor, luz y electricidad pueden ser maneras eficaces de terapias curativas.
Fuente violetlitaichi
Más información
Si deseas recibir más información sobre nuestros tratamientos o sobre como la Acupuntura y la Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto con nosotros por algunos de los siguientes medios:

Envíanos un Mail a info@madridacupuntura.com

En el teléfono 644 19 11 19
Visítenos en www.madridacupuntura.com
Síguenos en Facebook

Más estudios confirman que el tai chi y qigong sanar y prevenir la enfermedad

El valor de la evidencia anecdótica siglos ‘da fe de los beneficios médicos de qigong y el tai chi, dos prácticas estrechamente relacionados con la salud y de la aptitud chinos. Y ahora la evidencia clínica occidentales gustaría ver es acumulando así.

¿Cuáles son el tai chi y el qigong?
Tai chi es mejor conocido en los EE.UU. que es el qigong. “Sin embargo, el tai chi es en realidad una forma de qigong”, dice Francesco Garripoli, presidente del Instituto de Qigong y productor del documental emitido PBS-Qigong: La curación china antigua para el siglo 21. “Surgió de varias familias de la práctica de qigong – es por eso que van de la mano.”
Ambas prácticas se ven algo así como el karate en cámara lenta. Combinan, movimientos físicos suaves de meditación y técnicas de respiración que ayudan a estimular el flujo del qi o chi (energía vital o energía vital), la promoción de una mejor salud física, mental y emocional. Durante miles de años, la gente en China han estado practicando qigong (chi-Kung) para mejorar y mantener su salud y bienestar.
Hay miles de estilos de qigong y tai chi. Algunos se centran en la salud en general, pero los médicos también pueden recetar formas o ejercicios de qigong específicos de desintoxicación o curar órganos específicos, los músculos o partes del cuerpo. “Algunas familias en China históricamente pagarían mucho dinero a algún maestro para obtener sus propias formas de qigong”, dice Garripoli.
El poder curativo de qigong y el tai chi
Estos antiguos enfoques de la Salud y Bienestar han traído cambios positivos para la salud a personas de todo el mundo. Muchos han dado testimonio de que el qigong los curó de dolor crónico, la mejora de su equilibrio y enfoque, impulsado a su inmunidad, ayudó a manejar el estrés, de combate el cáncer, la disminución de la presión arterial o el insomnio aliviado. El New York Times publicó un ensayo, incluso recientemente por una mujer que dijo el qigong ayudó a recuperar su salud después de un accidente cerebrovascular.
“Sufro de muchos dolores de cabeza, en su mayoría causadas por la tensión en los músculos del cuello,” dice Cathy Bueti, una mujer de 39 años de edad, sobreviviente de cáncer de mama a partir de Brewster, Nueva York “Hacer el qigong instante afloja los músculos y ayuda a aliviar el dolor de cabeza. También sufro de ataques de pánico, que aumentaron en frecuencia después de mi experiencia con el cáncer. Al realizar los ejercicios de qigong, que me hace sentir tranquilo y me devuelve al momento, que me ayuda a romper el pánico y la ansiedad “.
Los estudios confirman los beneficios médicos de las prácticas del tai chi
Con tanta evidencia anecdótica de los beneficios de qigong, no es de extrañar que los estudios formales se han hecho tan bien – más de 2.000, según el Instituto de Qigong, que mantiene una base de datos de este tipo de investigación.
“No hay suficiente investigación para convencer al público en general de los beneficios de qigong y el tai chi, validado por las revisiones sistemáticas de la literatura sobre estas modalidades,” dice el Dr. Kevin Chen, profesor asociado de la Universidad de Maryland Escuela de Medicina Centro de La medicina integral.

Aspectos destacados de los estudios más recientes incluyen:

Una revisión de los ensayos clínicos de tai chi y el qigong en los adultos mayores reportados en la edición de marzo de 2009 de la Western Journal of Nursing Research señala que el qigong mejora el funcionamiento físico, los límites de riesgo de caídas, alivia los síntomas de la depresión y la ansiedad, y disminuye la presión arterial en los adultos mayores. El año pasado, el mismo diario informó que el qigong mejora la salud física de las mujeres de mediana edad.

De acuerdo con la edición de febrero 2009 de la revista de enfermería, “la investigación basada en la evidencia apoya el argumento de que el qigong mejora la función cardiovascular, respiratoria y perfil de lípidos, disminuye el azúcar en la sangre y alivia la ansiedad y la depresión.”

Mientras tanto, el Centro Nacional para la complementaria y Medicina alternativa (NCCAM), parte de los Institutos nacionales de Salud, ha financiado numerosos estudios relacionados con las dos prácticas, la vinculación de tai chi a la mejora de la calidad del sueño en los adultos mayores, una mayor inmunidad al virus de la culebrilla en los adultos mayores, y la densidad mineral ósea sana en mujeres posmenopáusicas.

Los ensayos clínicos en curso están investigando el uso de tai chi para la fibromialgia, osteoartritis de la rodilla y la artritis reumatoide.

Los investigadores están estudiando los beneficios del tai chi para los sobrevivientes de cáncer y pacientes con pérdida de masa ósea, enfermedades del corazón, diabetes tipo 2 y otras condiciones.
¿Cómo elegir entre el qigong y el tai chi

“Diferentes personas como cosas diferentes. Es por eso que hay diferentes sabores de helado “, dice Garripoli. Para las personas que les gusta la estructura y quieran aprender una secuencia estructurada de formas, hay tai chi. Tiende a ser enseñado de una manera comprometida a través de una secuencia de tiempo, apuntando a la disciplina y el enfoque. Para alguien que no tiene ese tipo de compromiso de tiempo y es más orientada a la salud, hay qigong. “Con el qigong, las personas pueden tomar algunas clases y alejarse con algo valioso”, dice.

Consejos para comenzar con el qigong o tai chi

Si usted es el tipo de persona que quiere flexibilidad y la capacidad de ejercer en la intimidad de su propia casa, un DVD es probablemente su mejor apuesta. Gaiam ha producido varias galardonado DVD y DVD de instrucción de qigong Tai Chi con hermosa calidad de la producción y fácil de seguir, cómo-a; y otros están disponibles a través del Instituto de Qigong, la Asociación Nacional de Qigong y la Asociación Americana de T’ai chi.

Si prefiere la interacción social y la instrucción de expertos cara a cara, se puede tomar una clase. Echa un vistazo a las escuelas locales de artes marciales, clubes de salud, departamentos de recreación, centros comunitarios y / o YMCA. Observar una clase y cumplir con el instructor antes de inscribirse, y asegúrese de discutir cualquier limitación física o problemas de salud que pueda tener antes de su comienzo.


Fuentes corespirit

Más información

Si deseas recibir más información sobre nuestros tratamientos o sobre como la Acupuntura y la Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto con nosotros por algunos de los siguientes medios:

Envíanos un Mail a info@madridacupuntura.com

En el teléfono 644 19 11 19
Visítenos en www.madridacupuntura.com
Síguenos en Facebook

Qigong: la medicina más profunda

¿El ejercicio vigoroso es necesario para la salud?
No. Se requiere una buena condición física para los atletas
que compiten y no asegura una buena salud. Un atleta entrenado puede tener
cáncer y morir de un ataque al corazón. Arnold Schwarzenegger ha necesitado
sustituir una válvula de su corazón. El ejercicio vigoroso produce toxinas y
los radicales libres, que pueden dañar el cuerpo. La mayoría de la gente no
tiene tiempo suficiente para entrenar correctamente y por lo tanto realiza los movimientos
rápidos pueden lesionar los músculos y las articulaciones. El esfuerzo
repetitivo puede llevar a lesiones crónicas y a enfermedades. El Qigong es lento,
no es estresante puede mejorar su salud.
¿Qué es el Qigong?
Las principales divisiones de Qigong moderno (Chi Kung) son:
Espiritual, Médico, Marcial y el Atlético en función del objetivo principal del
practicante. Sin embargo, hay una superposición entre estas ramas.
El Qigong Médico es una rama de la Medicina Tradicional
China (MTC). Qi se puede traducir como energía vital. MTC postula que la salud
es el resultado de la circulación de Qi suave, sin acumulación o deficiencia en
cualquier parte del cuerpo, mientras que la enfermedad es el resultado de la
mala circulación de Qi. Una vez que se equilibra el flujo de Qi, el cuerpo
tiende a curarse a sí mismo.
En chino “Gong” significa trabajo o una tarea
difícil. Qigong es la tarea de aprender a controlar el flujo de Qi a través de
su cuerpo mediante el uso de la respiración, el movimiento y la meditación.
Dado que la enseñanza genuina de Qigong es transmitido de maestro a discípulo,
el único requisito para el éxito es la dedicación y la práctica.
¿Por qué estudiar Qigong?
Algunas razones para estudiar Qigong son: el alivio del
estrés, la relajación, la mejora mental, la prevención y la auto-curación de
las enfermedades, la iluminación espiritual, la armonía con la naturaleza y el
desarrollo de poderes esotéricos. Es la clave del poder interno, la resistencia
y la resistencia a las lesiones en las artes marciales chinas. Los atletas
chinos lo utilizan para llegar a los niveles máximos de rendimiento. Qigong
puede aumentar la longevidad y mejorar la calidad de vida a medida que
envejecemos.
Otra razón es convertirse en un terapeuta de Qigong. Las
enfermedades pueden ser tratadas de dos formas. El terapeuta puede prescribir
ejercicios de Qigong para una enfermedad en particular o puede inyectar su Qi
para tratar la enfermedad. En los hospitales de Qigong chinos ambos métodos se
utilizan simultáneamente. Un terapeuta debe aprender varios métodos de Qigong
diferentes con el fin de tratar diferentes enfermedades y para dar cabida a los
pacientes.
¿Pueden los atletas, los adictos a la televisión, a personas
discapacitadas beneficiarse de Qigong?
Sí. Es fácil de aprender porque requiere muy poca
coordinación. Son adecuados para el joven, viejo, fuerte, débil, y enfermo, ya
que se pueden practicar de pie, sentado o acostado. No se requiere ningún
equipo o ropa especial. No hay ninguna restricción en el lugar o momento de su práctica.
Hay ejercicios dinámicos de Qigong que satisfarán a las
personas más robustas. Los atletas pueden utilizar Qigong no sólo para mejorar
su máximo rendimiento, sino también para acelerar la recuperación del
entrenamiento extenuante y mejorar los efectos nocivos tales como acumulación
de ácido láctico, los radicales libres, etc.
Los programas individuales pueden ser construidos para
ayudar a la recuperación de una enfermedad o lesión. Se ha demostrado que el
Qigong más otras formas de terapia (occidental o MTC) funcionan mejor que el
Qigong o la terapia sola. El Qigong se ha demostrado para tratar cerca de 200
enfermedades que van desde resfriado común hasta el cáncer.
¿Es Qigong científico?
Conferencias sobre el estudio científico de Qigong se han
celebrado en los EE.UU. y China. El Qigong se ha demostrado útil para mejorar
la respiración, inducir la respuesta de relajación, causar cambios favorables
en la química de la sangre, y producir cambios en el EEG que indica estados
mentales mejorados.
Los ensayos clínicos han demostrado la eficacia de Qigong
para reducir el estrés, lo que retrasa los efectos del envejecimiento,
prolongar la vida, prevención de enfermedades y la curación de muchas
enfermedades crónicas, como la parálisis y el cáncer.
¿Tiene Qigong tener efectos anti-envejecimiento?
Sí. Por ejemplo, una encuesta de profesionales de edad
reveló que estaban en buen estado de salud y parecía más joven que un segundo
grupo de los no practicantes. Su presión arterial media fue normal y el 93%
tienen una audición normal y buenos recuerdos. Los ancianos no practicantes
tenían una presión arterial media superior, el 25% eran hipertensos, el 50%
tenía problemas de visión, el 76% tenía problemas auditivos y el 35% había
perdido su capacidad de trabajo. Después de hacer Qigong durante 5 meses, el
52% de ellos se recuperó parte de su capacidad de trabajo e hizo otras mejoras
fisiológicas.
¿Cuándo se está tratando por Qi externo tiene el paciente que
moverse o sentir que se puede curar?
No. Algunas personas sienten los efectos del Qi o
movimiento. Otros no sienten nada y no se mueven. Ambas clases de personas
pueden beneficiarse. Los estudios han demostrado que no existe una correlación
entre los movimientos del terapeuta y el paciente.
¿Puede un “Maestro” inyectar Qi y abrir todos los
canales para darle poderes o mejorar su salud permanentemente?
Sospeche de tal demanda sobre todo si el “Maestro”
pide una gran suma de dinero. Si usted recibe un plato de arroz hoy te sentirás
bien, pero mañana sentirás hambre. El “gong” en Qigong significa
trabajo duro. No hay camino real para el aprendizaje. Una recomendación
estándar es que usted debe practicar 100 días en una fila para obtener algún
beneficio. Si se olvida de un día usted debe empezar de nuevo, incluso si ese
día fue la 99.
¿Cuántas formas de Qigong hay?
Hay cerca de 3.000 formas diferentes de Qigong. Los
diferentes estilos se pueden dividir en tres clases: médico, marciales y
espirituales. Estas divisiones se superponen. Sin embargo, para llegar a ser
realmente competente en una rama debe especializarse en este tipo de Qigong.
Por ejemplo, un practicante espiritual puede haber desarrollado una enorme
cantidad de Qi, pero todavía puede ser mediocre en las aplicaciones a las artes
marciales.
¿Es Tai Chi una forma de Qigong?
Sí. En el principio del Tai Chi parece ser un ejercicio
físico. Más tarde, con la instrucción adecuada, te darás cuenta de que es una
forma de Qigong. Cada postura afecta ciertos órganos y se puede utilizar para
curar enfermedades. Después de un largo tiempo, usted puede sentir los efectos
de su Qi durante los movimientos. También hay aplicaciones marciales de Qi, ya
que el Tai Chi es un consejo de guerra, así como como un arte de curación. Tai
Chi es una forma muy difícil de Qigong para aprender.
¿Puede ser peligroso Qigong?
Si usted tiene una enfermedad grave debe practicar el tipo
adecuado de Qigong. Las clases semanales que se ofrecen en los centros médicos
no son de mucha ayuda. Por ejemplo, si usted tiene cáncer debe practicar el
tipo adecuado de Qigong una hora del día. Esto es difícil para la mayoría de la
gente. En China, los pacientes están confinados a hospitales y obligados a
practicar una hora todos los días o unirse a un grupo de Qigong de pacientes
con cáncer que también practican durante horas.
Fuente: tryacupuncture

Más información

Si deseas recibir más
información sobre nuestros tratamientos o sobre como la Acupuntura y la
Medicina Tradicional China puede ayudarte ponte en contacto con nosotros por
algunos de los siguientes medios:

Envíanos un Mail a info@madridacupuntura.com
En el teléfono 644 191 119
Visítenos en www.madridacupuntura.com
Síguenos en Facebook

Qigong para pacientes con fibromialgia

El estudio llevado a cabo entre más de 140 mujeres con
fibromialgia, revela la importancia de la aplicación de esta técnica no
farmacológica para la mejora de marcadores como el equilibrio, balances
articulares, musculares y disminución del dolor.
La fibromialgia se ha convertido en la actualidad en un
problema de salud pública, debido a la falta de tratamiento curativo y su alta
prevalencia. Las investigaciones se encaminan a la utilización de nuevas
aplicaciones terapéuticas en el tratamiento del dolor que permita una mejora en
la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad. Es el caso de
un estudio llevado a cabo desde la UEx, el cual pone de manifiesto la eficacia
de la técnica qigong y la fisioterapia 
en la  mejora calidad de vida del
paciente con esta patología.
Para Abel Mejías Gil, autor de la tesis Eficacia del Qigong
vs fisioterapia para mejorar la calidad de vida de pacientes con fibromialgia,
con estas técnicas lo que se pretende es buscar la relajación, la mejora de la
musculatura, de las articulaciones e incluso también una mejora en el beneficio
de la respiración, con el objetivo de estimar la eficacia del empleo de ambos
tratamientos en la mejora de la calidad de vida de los pacientes con
fibromialgia; síndrome, en los que predomina la rigidez articular, los dolores
musculares, cefaleas, mareos, e incluso alteraciones del sueño”
La Organización Mundial de la Salud (OMS), define el qigong
como; “componente de la medicina tradicional china que combina movimiento,
meditación y regulación de la respiración para mejorar el flujo de energía
vital en el cuerpo (Qi), la circulación y la función inmune”. El estudio
llevado a cabo entre más de 140 mujeres con esta enfermedad, consistía en la
realización de una tabla de 20 ejercicios posturales aplicado por una persona
con maestría en la terapia qigong durante cuatro semanas a razón de dos  sesiones por semanas.
Una vez acabada las sesiones, las valoraciones revelaron que
la terapia qigong mejora más que la fisioterapia la calidad de vida de la mujer
con fibromialgia, además la aplicación de esta técnica resulta más eficaz a la
hora de tratar su movilidad. Con la fisioterapia se mejora más el equilibrio
estático y los balances musculares.
La investigación ha sido dirigida por Victoria González
López-Arza y Juan Rodriguez Mansilla, del departamento Terapéutica
Médico-Quirúrgico de la Universidad de Extremadura.
Fuente unex