Menopausia y Acupuntura

El climaterio comprende también los períodos denominados premenopausia y postmenopausia. El primero se inicia cuando comienza a declinar la función ovárica, y puede oscilar entre dos y diez años. El segundo abarca desde los 6 meses o el año después de la menopausia hasta el inicio de la senectud.
La Menopausia es la fecha de esta última regla, teniendo en cuenta que para poder considerar una menstruación como la última es necesario que hayan transcurrido de seis a doce meses.
Hay diferencias importantes en cuanto a la edad de aparición y en cuanto a los síntomas que se presentan y de una persona a otra.
Síntomas de la menopausia
Manifestaciones a corto plazo
Alteraciones menstruales
  • Ciclos cortos o largos
  • Hipermenorrea
  • Spotting
  • Metrorragia
  • Amenorrea
Síntomas vasomotores
  • Sofocos
  • Temperatura cutánea
  • Temperatura interna
  • Flujo vascular
  • Frecuencia cardiaca
  • Parestesias
  • Vértigos
  • Mareos
  • Cefaleas
  • Palpitaciones
  • Taquicardia
Síntomas psicológicos
  • Nerviosismo
  • Depresión
  • Insomnio
  • Cambios en la libido
  • Aprehensión
  • Inestabilidad emocional
  • Tendencia al aislamiento
  • Sentimiento de culpabilidad
Manifestaciones a medio plazo
Alteraciones tróficas
Vulva
  • Atrófia
  • Distrófia
  • Prurito
Vagina
  • Disparennia
  • Colpitis
Vejiga y uretra
  • Micción imperiosa
  • Incontinencia
  • Polaquiuria
Perone
  • Prolapsos
Piel y mucosas
  • Sequedad
  • Prurito
  • Pérdida de elasticidad
  • Sequedad de boca
Mamas
  • Disminución del tamaño
Manifestaciones a largo plazo
  • Osteoporosis
  • Dolor óseo
  • Lumbalgia
  • Fractura
  • Aumento del riesgo cardiovascular
  • Arteriosclerosis
  • Infarto de miocardio
  • Enfermedad cardiovascular
La menopausia se caracteriza por una serie de síntomas que se presentan frecuentemente en mujeres durante la fase de transición a la fase no reproductora como consecuencia de un desequilibrio endocrino producido por la hipofunción ovárica. Se considera que la disminución del estrógeno es un factor etiológico básico al cual se asocian elementos de tipo personal, social y psicológico, que representan factores igualmente importantes para la aparición de los diferentes trastornos y molestias físicas.
Los síntomas y manifestaciones más habituales relacionados son:
La mayoría de las mujeres pasan esta época con normalidad o síntomas muy ligeros que son fácilmente soportables, pero algunas mujeres lo pasan francamente mal, pues a los síntomas físicos se suman síntomas psíquicos como la depresión, cambios de carácter, etc.
Al mismo tiempo, como consecuencia del aumento de la esperanza de vida están apareciendo otros problemas ligados con el cese de la función ovárica como el aumento de fracturas como consecuencia de la pérdida de calcio que se produce en los huesos a partir de la menopausia (osteoporosis) y también al aumento de los accidentes cardiovasculares como los infartos de miocardio que, se cree, tienen una relación directa con el descenso de hormonas.
El elemento determinante del proceso climatérico es la disminución de los folículos ováricos que comienza en la vida intrauterina y continúa hasta la menopausia. Al agotarse los folículos desciende la producción de estrógenos y, en consecuencia, aumentan los niveles de gonadotrofinas (LH y FSH). Este hipoestronismo es el responsable de las modificaciones que aparecen en el organismo con el climaterio.
La Menopausia y la Medicina Occidental
La principal herramienta con la que cuenta la Medicina Occidental es el tratamiento hormonal sustitutivo (THS).
En principio, cualquier mujer en edad menopáusica es candidata a recibir tratamiento hormonal sustitutivo (THS) siempre y cuando sus beneficios superen sus posibles riesgos.
Para aquellas mujeres en las que el tratamiento hormonal sustitutivo no es adecuado, existen tratamientos alternativos que deben emplearse de forma individualizada, en función de las necesidades de cada mujer.
Con la Terapia hormonal sustitutiva (THS) lo que se consigue es aumentar el nivel de estrógenos en el cuerpo de la mujer. Hay distintos tipos de preparados de estrógenos y vías de administración de los mismos, cremas vaginales, inyecciones, administración oral, etc… y se ha demostrado su eficacia en los sofocos, los síntomas psíquicos, las alteraciones cutáneas y genitales, la disminución de la pérdida de masa ósea, aunque no disminuyen el riesgo de fracturas, disminución del riesgo de cáncer de colon.
Pero la THS no está exenta de riesgos, algunos de los más importantes son los siguientes:
  • Adenocarcinoma de endometrio.
  • Proliferación del epitelio de la mama, con posible aumento de riesgo de cáncer en tratamientos de 10 años de duración.
  • Carcinoma de ovario en tratamientos de 10 años de duración.
  • Aumento del riesgo de enfermedad tromboembólica.
  • Mayor riesgo de desarrollar cálculos en la vesícula biliar.
Otros tratamientos hormonales para la menopausia
En caso de que los estrógenos estén contraindicados también pueden emplearse los gestágenos solos o la tibolona, que es un esteroide sintético con acción estrogénica, que también es útil en el tratamiento de los síntomas y como protección de la masa ósea.
Otra opción son los moduladores selectivos de los receptores de estrógenos (SERM), que no tienen acción sobre los síntomas neurovegetativos ni la atrofia genital, pero son especialmente beneficiosos sobre la masa ósea. Los más utilizados son el tamoxifeno y, sobre todo, el raloxifeno, que tiene pocos efectos secundarios y se administra cómodamente.
Menopausia y Medicina tradicional China
El tratamiento consiste en sesiones regulares de Acupuntura, y en algunos casos fitoterapia. El tratamiento regula los efectos producido a nivel sanguíneo por el déficit hormonal regulando entre otros síntomas los sofocos, el insomnio, sin olvidarnos de la parte mental y emocional a la que se enfrenta la mujer al entrar en su nueva fase vital.
Según la Medicina Tradicional China, el funcionamiento del sistema genital y reproductor de la mujer depende de los meridianos Chong Mai y Ren Mai y de los órganos Riñón, Hígado y Bazo que lo nutren y equilibran energéticamente:
Según la medicina China, los cambios fisiológicos en la mujer se producen en períodos de 7 años.
  • A los catorce años (7 x 2 = 14) aparece el factor sexual, lo que se llama en chino ‘Tian Gui”. Se permeabiliza el meridiano Ren Mai, aparecen las menstruaciones regulares y comienza la etapa de la fecundidad.
  • A los cuarenta y dos años (7 x 6 = 42) se debilitan los tres meridianos Yang de la parte alta del cuerpo. La piel se hace más seca y los cabellos más blancos.
  • A los cuarenta y nueve años (7 x 7= 49) los meridianos Ren Mai y Chong Mai pierden vigor. El útero está atrofiado, el factor sexual está agotado. Desaparecen las reglas y se pierde la fecundidad.
En Medicina China tenemos cuatro síndromes para tratar la menopausia y en casi todos ellos tenemos implicada una deficiencia de sangre debido al déficit hormonal. A continuación, detallamos cada uno de ellos y sus síntomas más característicos:
Ascenso Yang Hígado
  • Mareos
  • Vértigo
  • ansiedad
  • Irritabilidad
  • fiebre
  • sudoración intermitente, sofocos
  • agujetas, Debilidad lumbar y de rodillas
  • Menstruación profusa o a gotas
Agotamiento de Xue (sangre) por deficiencia de Yin Riñón
  • Palpitaciones
  • Insomnio, Múltiples sueños
  • Calor en palmas manos y pies acompañado de ansiedad y opresión torácica
  • A veces alteraciones emocionales
  • Agitación nocturna
Debilidad de Bazo y Estómago
  • Falta de apetito
  • Hinchazón abdominal
  • Heces medio liquidas
  • Cara pálida
  • Aspecto cansado
  • Fatiga corporal
  • Hipertrofia (hinchazón) cara y de lao cuatro miembros
  • Desgana al hablar o habla poco
Acumulación de Tang (Flema) por alteración del Qi
  • Opresión torácica
  • Distensión abdominal
  • Vómitos con flema
  • Nauseas
  • Anorexia
  • Eructos frecuentes
Como podemos comprobar cada uno de los síndromes presentados anteriormente tiene unos síntomas muy característicos con los que, al realizar la diferenciación de síndromes correspondiente, se determina el tratamiento adecuado a realizar, siendo este personalizado para cada uno de los pacientes que acuden a la consulta. Como se suele decir en Medicina China no hay enfermedades, hay enfermos.
Lo normal será hacer un ciclo de diez sesiones, dos veces por semana, y las pacientes notan como los síntomas disminuyen y en algunos casos desaparecen por completo.
La fitoterapia china también es una herramienta muy efectiva para tratar los síntomas asociados tanto al climaterio como de la menopausia. Unos de los más comunes y acusados son los sofocos que sufren las mujeres, provocados en gran medida por una deficiencia de Yin de riñón e hígado asociado a una deficiencia de Xue (sangre).
La asociación de la Acupuntura y la Fitoterapia es una combinación ganadora en el tratamiento de la menopausia
Medidas complementarias para tratar los síntomas de la menopausia
  • La alimentación debe ser una dieta rica en calcio. La ingesta diaria ha de ser de 1,5 gr de calcio, y si no se consigue con los alimentos será preciso administrar suplementación por vía oral. Es importante, también, asegurar un consumo adecuado de vitamina D y reducir el colesterol.
Tomar cada día semillas de sésamo ligeramente tostado y triturado por su alto contenido en calcio, de girasol ricas en aminoácidos y de calabaza con zinc. Para garantizar una buena absorción del calcio y del resto de nutrientes, hay que tomar alimentos fermentados como miso, tempeh, tamari (derivados de la soja) o chucrut, que ayudan a mantener la flora intestinal en buen estado; además, los que tienen un sabor ácido (el chucrut genera ácido láctico) ayudan a digerir y a absorber mejor los nutrientes. Además, los derivados de la soja contienen fitoestrógenos, muy adecuados durante la primera fase de la menopausia.
  • Uno de los factores de riesgo de osteoporosis es la falta de ejercicio. Las personas que hacen deporte pierden menos masa ósea.
  • De acuerdo con un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Tarbiat Modarres en Teherán, un suplemento de vitamina E (y, por tanto, es de suponer, los alimentos ricos en vitamina E, como verduras de hoja verde, frutas tropicales y frutos secos) puede reducir la gravedad de los sofocos. Muchas mujeres también descubrieron que la vitamina C o los alimentos ricos en vitamina C son útiles para reducir la frecuencia de los calores.
  • Hay que evitar las solanáceas como tomate y derivados, berenjena, patata y pimientos porque desmineralizan los huesos y son proinflamatorias.
  • Incluir en la dieta germinados, muy ricos en vitaminas y minerales, sobre todo de alfalfa por su alto contenido en hierro.
Alimentos a evitar
  • El chocolate (sobre todo si no llega a un 70%).
  • El café y el té.
  • Las bebidas con gas o con azúcar, que desmineralizan los huesos.
  • La carne.
  • El alcohol.
  • El azúcar y todos los productos de bollería y con harinas refinadas.
  • La sal que no sea marina.
Artículo publicado por Madridacupuntura  en la revista universo holístico
1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Mira: Cómo la acupuntura puede ayudarte con la menopausia […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *